Plan Estratégico del Poder Judicial


Plan Estratégico

El Plan Estratégico es la base sobre la que se asienta la planificación institucional. El faro que alumbra el camino por el cual se propone transitar una institución, al mismo tiempo que la guía de su accionar para el período para el cual se elabora.

En la actualidad, la planificación estratégica es un proceso consustancial al buen desempeño de cualquier institución. Ella refleja madurez y fortaleza y proporciona un marco de referencia para la actividad organizacional.

Ella permite concentrarse en lo esencial y facilita la definición de un horizonte, en el cual toda acción está encaminada hacia la generación de logros o resultados que contribuyen a los objetivos establecidos, como expresión final del escenario hacia el cual se trata de llegar.

En tanto que la planificación estratégica constituye un medio para transformar la realidad e integrar las decisiones que permiten orientar procesos de cambio hacia el logro de determinadas metas u objetivos; el Plan Estratégico debe adoptarse como fuente, guía e inspiración y como referente permanente de todo proceso encaminado a llevar a la práctica acciones concebidas para la obtención de objetivos y resultados.

El Plan Estratégico deberá siempre elaborarse de manera tal que proporcione la necesaria direccionalidad al cambio deseado y establezca los itinerarios para asignar los recursos y esfuerzos, atendiendo a criterios de racionalidad.

Todo Plan Estratégico se presenta como una herramienta resultante del consenso institucional, cuya pretensión principal es enmarcar y orientar las iniciativas que en los próximos años se pondrán en marcha para avanzar hacia la consecución de las metas que la institución ha fijado como prioritarias y esenciales.

La planificación estratégica conducirá los actos propios de la planificación operativa, que le sucede o concurre a hacerla efectiva. Es pues la planificación operativa el tránsito hacia la ejecución de las actividades programadas para contribuir al logro de los objetivos propuestos.

A través del proceso de planificación operativa se pone en marcha la visión y la estrategia, de ahí la importancia de habilitar un proceso que asegure la eficacia y eficiencia en el diseño de la programación de cada año, con procedimientos sistematizados e institucionalizados que aseguren la correcta toma de decisiones.

De la profundización del vínculo planificación-ejecución, vía la planificación operativa, dependerá el cumplimiento de los compromisos asumidos, ya que durante la ejecución se hará esencialmente lo que previamente se ha planificado y se ha establecido como programación vinculante.

Ciertamente, la planificación operativa estará plenamente vinculada a los objetivos estratégicos, a las líneas de acción y a la programación presupuestaria, de forma que todas las actuaciones de la institución se encuentran referenciadas al Plan Estratégico y alineadas con sus objetivos. De este modo se consolida el vínculo entre el Plan Estratégico y la acción cotidiana institucional, y se garantiza que la misma esté al servicio del cumplimiento de los objetivos estratégicos que se han establecido.

El Plan Estratégico 2015-2019 del Poder Judicial de la República Dominicana representa una herramienta de continuidad y un instrumento para la profundización en los procesos y en los procedimientos que han de llevar al cumplimiento de aquellos elementos de mejoría que tengan un importante impacto e incidencia sobre el servicio que se presta al verdadero protagonista, que no es otro que el usuario del servicio de justicia. El Plan Estratégico 2015-2019 es un instrumento cuyos enfoques fundamentales se centran en el usuario de la administración de justicia y en la mejoría del servicio, y desde esa perspectiva intentará afrontar todos los retos.

La administración de justicia requiere una gerencia ágil, pronta, eficiente, eficaz, prudente y ética, y una judicatura honesta y eficiente, con vocación de servicio y sentido de pertenencia, cercana a la comunidad y a los ciudadanos; requerimientos que jamás han sido obviados en la elaboración del Plan Estratégico 2015-2019.

De otra parte, todo el proceso de elaboración de dicho plan estuvo orientado a la definición de objetivos realistas, alcanzables, rigurosos y estrictamente estructurados, en atención hacia la generación de impactos que redunden en un mejor servicio de Justicia.

El constituye un verdadero compromiso por parte de todos los jueces, juezas y demás servidores judiciales con un mejor servicio de justicia. Bajo este presupuesto y las aspiraciones de los usuarios ha sido elaborado.

Agradecemos la participación de todos los miembros del Poder Judicial y de las personas e instituciones que colaboraron con la conformación de este Plan, especialmente la Unión Europea, la Agencia Española de Cooperación Internacional para el Desarrollo (AECID), la Dirección General de Cooperación Multilateral y el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD).


Dr. Mariano Germán Mejía

Presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial