Omitir vínculos de navegaciónPortada > Sala de Prensa > Detalles Noticia

Jueces y juristas analizan novedades introducidas en el nuevo código penal


Noticia publicada el lunes, 01 de junio de 2015
Imagen Jueces y juristas analizan novedades introducidas en el nuevo código penal


Jueces y juristas analizaron este viernes las novedades introducidas al nuevo código penal dominicano (ley 550-14), normativa que se tiene previsto entre en vigencia en diciembre del año en curso.

La nueva normativa penal, fue analizada mediante un curso patrocinado por la Unidad Académica de la Suprema Corte de Justicia, a través del cual los magistrados Juan Hirohito Reyes Cruz, Antonio Sánchez Mejía, y los juristas César Pina Toribio, consultor jurídico del Poder Ejecutivo, y Miguel Valerio Jiminián, analizaron los 4 libros que componen la citada pieza legal.

La actividad fue encabezada por el doctor Mariano Germán Mejía, presidente de la Suprema Corte de Justicia, y del Consejo del Poder Judicial, en su apoyo a la Unidad Académica de esa alta corte, que coordina el magistrado Manuel Ramón Herrera Carbuccia, quien tuvo a su cargo las palabras de bienvenida; mientras que el moderador fue el juez de la sala penal de la SCJ, Alejandro Moscoso Segarra.

El magistrado Herrera Carbuccia afirmó que en el Poder Judicial está trabajando para ser mejor; por lo que llamó a tener fe en la sociedad, en la Suprema Corte de Justicia y en cada uno de sus miembros.

La nueva normativa penal, consta de 395 artículos diseminados en cuatro libros, a saber: 1) Los principios fundamentales y de la responsabilidad penal, 2) Las infracciones contra las personas, 3) Infracciones contra los bienes y la propiedad y, 4) Los abusos de la  autoridad pública, de las infracciones contra la autoridad del Estado, la nación, la confianza y la seguridad pública, y disposiciones finales.

El licenciado Miguel Valerio Jiminián abordó el primer libro “Los principios fundamentales y de la responsabilidad penal”, dijo que el nuevo código penal “es el posible, no el ideal”, y animó a la Suprema Corte de Justicia a aplicar su iniciativa legislativa, para corregir los aspectos que sean necesarios.

Dijo que entre las novedades que trae la ley 550-14, que en la actualidad es objeto de dos recursos de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional, figura el tema de la autoría y la complicidad.

Por su lado, el magistrado Juan Hirohito Reyes Cruz, quien abordó lo relacionado  a las infracciones contra las personas, contenidas en el libro dos del código penal; se expresó en desacuerdo con el aumento de las penas aplicables a algunos tipos penales.

Destacó que la normativa trae algunas novedades de interés como el hecho de que los delitos graves contra la humanidad son imprescriptibles, así como nuevas figuras en material de homicidios tales como los feminicidios, fratricidios y la el sicariato.

Para el doctor, César Pina Toribio, el libro número 3 del código penal, “Infracciones contra los bienes y la propiedad” es una de las partes mejor trabajada de la normativa.

Entre los aspectos a destacar están la figura del negocio fraudulento y el cuatrerismo, así como innovaciones en lo relacionado al robo simple y al agravado.

Con relación al robo agravado se establece aumento de las penas, si se utiliza vehículo de motor, se comete en una terminal de transporte público de pasajeros; se ha utilizado máscara o disfraz, y cuando al hecho le persigue un acto de destrucción, degradación o deterioro del bien de la víctima.

Además, el robo agravado se le impondrán penas de hasta 30 años cuando el hecho esté acompañado de torturas, acto inhumano o degradante, la víctima sea vulnerable por razones de sexo o estado de gestación, entre otros aspectos. Asimismo, ese libro introduce la novedad de negocios fraudulentos y comercios de objetos robados.

Por su lado, el juez Antonio Sánchez Mejía, quien abordó el libro cuarto del Código Penal, “los abusos de la  autoridad pública, de las infracciones contra la autoridad del Estado, la nación, la confianza y la seguridad pública, y disposiciones finales”;  indicó como elemento novedoso que se importantiza los crímenes contra la seguridad del Estado.

El actual  código penal data del 1884, y se trata de una traducción del código francés.