Omitir vínculos de navegaciónPortada > Sala de Prensa > Detalles Noticia

SCJ entrega reconocimiento jueza de Santiago.


Noticia publicada el jueves, 28 de enero de 2010
Imagen SCJ entrega reconocimiento jueza de Santiago.


La Suprema Corte de Justicia reconoció este jueves con el Mérito a la Excelencia en el Servicio Judicial a la jueza Alba Nery Collado Halls, presidenta de la Cámara Civil y Comercial de la Corte de Apelación de Santiago, por su destacada trayectoria, excelencia, eficiencia y responsabilidad en el servicio judicial por más de 42 años. La magistrada recibió la placa de manos del presidente de la Suprema Corte de Justicia, doctor Jorge A. Subero Isa, y los jueces del pleno en un acto que tuvo lugar en la Sala de Deliberaciones del alto tribunal, en donde estuvieron presentes también familiares de la reconocida y autoridades de Tamboril, ciudad natal de la referida jueza. “Realmente el pleno de la Suprema Corte de Justicia se siente sumamente contento por este merecidísimo homenaje que hoy rendimos a la magistrada Alba Nery Collado Halls, para lo cual el pleno de la misma se reúne por primera vez en la historia en esta Sala de Deliberaciones a hacer entrega de este merecido reconocimiento a nuestra querida magistrada, de quien nos sentimos sumamente honrados de tenerla aquí”, apuntó el doctor Subero Isa. Collado Halls agradeció al pleno el reconocimiento en nombre del Departamento Judicial de Santiago, de la comunidad de Tamboril, de su familia y del suyo propio. “Lo recibo con orgullo, con humildad y me siento muy honrada. Muchas gracias”, agregó. La licenciada Collado Halls ha ocupado la función de juez por más de cuatro décadas en distintos tribunales de la región Norte. Ingresó al Poder Judicial el 22 de mayo de 1968 como juez de Paz de Tamboril, su pueblo natal. Recientemente, durante la celebración de los actos con motivo del Día del Poder Judicial, la Suprema Corte de Justicia distinguió además con igual mérito al alguacil Luis Felipe Suazo, de 82 años, quien ingresó al servicio judicial el 18 de septiembre de 1968 como alguacil de estrados de la Corte de Apelación de San Juan de la Maguana, donde permanece hasta la fecha. El reconocimiento a la licenciada Collado Halls estaba pautado también para el 7 de enero, pero no pudo estar presente en el alto tribunal por razones ajenas a su voluntad.