Omitir vínculos de navegaciónPortada > Sala de Prensa > Detalles Noticia

Mariano Germán: El hombre no se debe a sí mismo se debe a los demás


Noticia publicada el miércoles, 10 de octubre de 2012
Imagen Mariano Germán: El hombre no se debe a sí mismo se debe a los demás


El Presidente de la Suprema Corte, Mariano Germán, recuerda con nostalgia su infancia y la muerte de sus seres queridos. “Los días de Navidad son motivos para llorar”. (Danny Polanco)  Mariano Germán es un ser humano revestido de una humildad poco usual para las funciones que ostenta. Alegre, conversador, de un exquisito trato, sus cualidades de hombre sensible, padre amoroso, hermano solidario y del buen hijo que agradece y valora el sacrificio de sus padres, para nada le hacen honor a la frase que reza que “los abogados saben poco de amor”. En este diálogo, el presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, recuerda su infancia feliz en Las Táranas, sección de Villa Rivas, provincia Duarte. Al evocar cada instante de esos días, parece volver el tiempo atrás, ubicarse en una tarde cualquiera rodeado de sus amigos o en alguna de las inolvidables reuniones de familia, encabezadas por su padre. Es en este momento, cuando cambia su expresión y debe hacer un gran esfuerzo para contener el llanto, y con voz entrecortada admite, que a pesar de que han pasado 20 años desde la muerte de su padre, “aún no lo he superado”. Tanto de su padre, Tomás Germán, como de su madre, Teodora Mejía, heredó la vocación de servicio.

Fuente: Periódico el Caribe