Omitir vínculos de navegaciónPortada > Sala de Prensa > Detalles Noticia

DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE DEL PODER JUDICIAL


Noticia publicada el martes, 11 de junio de 2013
Imagen DECLARACIÓN DEL PRESIDENTE DEL PODER JUDICIAL


El presidente de la Suprema Corte de Justicia y del Consejo del Poder Judicial, Magistrado Mariano Germán Mejía, quiere dejar constancia de su apoyo a todos los jueces y juezas de la República Dominicana. Reitera su compromiso con la independencia, probidad y calidad de las decisiones jurisdiccionales. Entiende que la justicia debe ser cercana a las personas y que acercarla es fundamental para conseguir una buena valoración ciudadana de la actuación jurisdiccional.

De igual forma, es importante orientar a la población sobre los diferentes actores que intervienen en el proceso de justicia para que puedan establecer responsabilidades diferenciadas, en vista de que en muchas ocasiones al Poder Judicial se le enrostran responsabilidades del Ministerio Público, de la Policía Nacional, de la Defensa Pública y hasta de abogados-as en ejercicio.

Esta presidencia está trabajando para mejorar las condiciones de la justicia dominicana y del Poder Judicial, esto implica una comunicación estrecha y permanente con todos los jueces y juezas. Muestra de esto fueron las reuniones de trabajo que el Consejo del Poder Judicial sostuvo con los jueces y juezas en todos Departamentos Judiciales; además de las que se están realizando con representantes de la sociedad nacional, con el propósito de escuchar sus demandas y sugerencias para lograr una mejor justicia.

La Escuela Nacional de la Judicatura creó el Programa Justicia y Sociedad, desde el cual se trabaja el fortalecimiento del vínculo Poder Judicial-Ciudadanía, dando a conocer lo que somos y hacemos, propiciando espacios de intercambio, comunicación, información y educación entre la ciudadanía y el Poder Judicial, para incidir en la mejora de la atención a los usuarios del servicio justicia.

El Poder Judicial tiene un marcado interés en fortalecer una cultura institucional, en la cual todo el cuerpo de servidoras y servidores judiciales pongan en práctica los valores y principios éticos que nos definen, y nos comprometan cada vez más con la misión institucional, y con la mística de que el servicio judicial es un servicio público.

Esta presidencia está convencida de la necesidad de tener una comunicación permanente con todos los integrantes de la judicatura nacional, para compartir experiencias y apuntar soluciones para la resolución de los problemas que nos son comunes. Reitera pues que constituir asociaciones es un derecho constitucional que les asiste a magistrados y magistradas, sin perjuicio de la obligación de guardar el debido respeto a los principios que deben normar la conducta de todo juez y jueza.

Las vías para emitir declaraciones a la opinión pública deben ser las adecuadas, las sentencias deben estar lo suficientemente documentadas para bastarse por sí solas. Los jueces y juezas de la República Dominicana tienen en la presidencia del Poder Judicial apoyo, solidaridad y respeto a su independencia.

Esta presidencia reitera  la necesidad de manejarnos  desde la institucionalidad. El lugar natural del ejercicio judicial es el tribunal. Nuestros fallos apegados a la Constitución, la ley y la justicia, deben ser la carta de presentación que identifique a cada juez y cada jueza.